Videomarketing, un poquito de orden


La verdad es que no hay nadie, ningún organismo internacional e independiente que vaya por ahí haciendo normas de clasificación en lo que respecta a los diferentes y variados modelos que existen en la producción de vídeos con fines de marketing.

Por eso, tanto lo que yo escriba aquí, como otros cientos de clasificaciones que puedas encontrar en la red no son más que aproximaciones personales y me supongo que basadas en la experiencia de cada autor.

Así que vamos al lío…

Ya que el vídeo está siendo y será en el futuro una herramienta de marketing fundamental vamos a intentar al menos hablar bajo un mismo estándar y definiciones.

No todo son “vídeos de producto” o un “anuncio en vídeo”. Cada formato y contenido está dirigido a un momento diferente en el viaje de compra de los clientes y por supuesto su producción y difusión deben ser coherentes con el resto de la campaña de marketing general.

Vamos a ver los cuatro formatos más comunes y no olvides que esta clasificación es académica, en la práctica podrás encontrar mezclas y fusiones, algunas un auténtico fracaso, otras una creación genial que engancha al cliente y permite su utilización en cualquier parte del embudo de conversión.

  • Vídeo branded content
  • Video corporativo/institucional
  • Video informativo/educativo
  • Vídeo de producto

 

Vídeo Branded Content

Son vídeos en los que la finalidad es crear una vinculación emocional con una determinada marca. Se muestran los valores, pensamiento, filosofía de la marca para empatizar con aquellos seguidores que sean afines.

No son vídeos donde se muestren productos, características, o se hable de lo buena que es una marca. Son vídeos donde se crean historias o se describen situaciones en las que se desprenden ciertos valores, sentimientos, emociones que para el espectador quedan vinculados con la marca.

Son vídeos pensados para atraer leads a la parte superior del embudo de conversión.

Varios ejemplos y más detalles en este artículo.

Vídeo Corporativo / Institucional

El vídeo corporativo sería algo así como un contenido multimedia que permite además de anunciar los servicios o productos, poner de manifiesto los valores, procesos, instalaciones, recursos o sinergias que hacen especial a esa empresa.

Un corporativo no tiene descripciones detalladas de los productos, más bien pretende mostrar los medios, los mecanismos, procedimientos y valores de la empresa que los fabrica.

Normalmente estos vídeos actúan más en la parte media del embudo de conversión, cuando el lead ya conoce la marca, ha visto varios productos, tiene intención de compra, pero busca saber más detalladamente quién está vendiendo y qué garantías le puede ofrecer.

Varios ejemplos y más detalles en este artículo.

Vídeo Informativo / Educativo

Son vídeos que enseñan y tienen una finalidad claramente informativa y educativa. Muchas compañías los utilizan para crear contenidos dentro de una estrategia más general de marketing de contenidos.

Aportan un valor claro a los posibles clientes enseñando, aconsejando o informando sobre determinadas áreas de conocimiento, aunque el lead no haya comprado o no vaya a comprar. La empresa trata de llamar la atención y asociar esos contenidos que ofrece con su marca.

Funcionan muy bien en cualquier zona del embudo de conversión, tanto para dar a conocer una marca desconocida, como para detonar una compra o incluso aportar valor después de la compra.

Varios ejemplos y más detalles en este artículo.

Vídeo de producto

Bajo este título se cobijan unos cuantos formatos de vídeo, todos los cuales tienen la intención de dar a conocer los beneficios y características de un determinado producto o servicio.

Entre los formatos más conocidos están los:

  • Anuncios comerciales: los más habituales en TV
  • Unboxing: donde alguien abre la caja y muestra el producto tal y como llega después de la compra
  • Demo de producto: descripción pura del producto para ver su forma, aspecto,operación.
  • Testimonios: donde alguien que ya ha comprado y usado el producto o servicio da su opinión sobre él.

Muy interesantes para la parte media y final del embudo de conversión. Ver con detalle el producto, aunque sea mediante un vídeo o descubrir lo que supone este producto para otras personas es fundamental a la hora de realizar la compra.

Varios ejemplos más y detalles en este artículo

 

Resumen

Bueno, con esto vale para un resumen de los formatos más comunes. Casi todo lo que puedas ver por ahí va a caer en uno de estos formatos o en una mezcla de ellos.

No importa mezclar, faltaría más, pero nunca perdamos de vista para quién y para qué queremos hacer el vídeo.

Primero definamos nuestro objetivo, después veamos cómo lo hacemos para que el lead conozca la marca y que los contenidos le aporten algo realmente de valor o interesante. Ya sea porque es una bonita historia llena de emociones que le hace sentir bien o identificado, ya sea porque le solucionas un problema de una información que andaba buscando o bien porque es capaz de ver con detalle el aspecto y funcionamiento de algo que está a punto de comprar.

Utiliza los vídeos con una estrategia general de marketing definida y sobre todo no hagas cosas pretenciosas… si no tienes presupuesto agarra tu móvil y llénate de creatividad. Si sí lo tienes haz algo bien hecho. Las medias tintas en audiovisual son contraproducentes y el usuario acaba asociando la mala calidad de los vídeos con tus productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *