Quiero un video corporativo que mole

Esta es la frase con la que muchos clientes abren una reunión cuando te han visto por internet y llaman para informase. Desafortunadamente la mayor parte de estos terminan la reunión diciendo… bueno como no tenemos tanto presupuesto, pues haremos uno más normalito…

Así es, los humanos estamos acostumbrados a ver producciones audiovisuales en televisión y cine de una calidad extrema. Ya no cuela si algo huele a mal hecho o tiene un aspecto pasado de moda. Pero claro, hagamos una cuenta rápida. Cualquier capítulo de una serie medianamente bien hecha (digo bien hecha,,, no que me gusten) como Águila Roja, Isabel o Cuéntame está entre 750.000 y 1 Millón de euros.

Divide 750.000 entre 50 minutos y sale a 15.000 euros el minuto. Y eso que es una media. Si en vez de 50 minutos quieres producir un minuto y medio que es lo que dura normalmente un corporativo, como poco poco debería estar en 22.000 euros. Todos sabemos que a menor cantidad, mayor precio por minuto.

Claro, muy pocas empresas y casi ninguna pyme, autónomo o emprendedor puede permitirse 20 o 30.000 euros en un corporativo con esos acabados, así que hay que empezar a recortar hasta dejarlos en aproximadamente un 10%, es decir, que les cueste entre 2 y 3000 euros. ¿Y con eso que es lo que tienes…? Lo vemos al final de este artículo.

Un ejemplo de corporativo con una bonita producción que engancha nada más empezar:

¿Qué es un vídeo corporativo?

Como ya hemos visto en otros artículos hay muchos tipos de vídeos y contenidos relacionados con el marketing digital. Debemos estar siempre bajo una estrategia de marketing bien planeada y definir a quién van dirigidos nuestros esfuerzos y en qué momento de compra se encuentran los clientes.

El vídeo corporativo sería algo así como un contenido multimedia que permite describir, informar, poner de manifiesto las líneas de trabajo y valores de una empresa.

Como tal no es un vídeo de producto y ni para informar a un cliente de todos los beneficios o características de un determinado valor de la empresa. El vídeo corporativo pretende mostrar a los clientes quiénes son, dónde están, qué hacen y cómo lo hacen los señores que están detrás de esa marca.

No confundamos los corporativos con vídeos de branded content (que ya analizamos en otro artículo).  A mí me gusta diferenciarlos así: el branded content cuenta historias genéricas, valores y emociones para empatizar con los clientes. Al final nos piden que relacionemos ese contenido con la marca, pero para ser sinceros si fuera otra marca quien nos los pide, también lo haríamos. El contenido es más universal, más abierto y no exclusivo de esa empresa.

Por el contrario, el corporativo, es un vídeo donde la empresa se mira al ombligo, se describen a ellos, lo buenos que son, lo bien que lo hacen y cómo te pueden ayudar y finalmente te sugieren que como son tan bueno no te queda otra que comprar.

¿Para qué un vídeo corporativo?

Los corporativos los podemos situar en la parte superior del embudo de conversión de clientes. Son contenidos que pretenden atraer, dar una imagen concreta del negocio que llame la atención del público objetivo.

Desde luego son ideales para la home de una página web, para distribuir por internet y sin duda para una exposición personal de tu empresa frente a un auditorio de personas (en vez de un maldito power point).

El corporativo también puede ser decisivo en la parte media del embudo. A veces el cliente puede estar ya en esta situación, pero no conoce la empresa y siente cierto grado de desconfianza a la hora de comprar. Bien, pues ese es el momento de mostrarle un corporativo que hable sobre tu empresa, lo buena y fiable que es y así convencer al cliente de que puede hacer la compra con toda confianza.

El principal inconveniente de este tipo de videos es que no le interesan a nadie. Es decir, el público general que vé las redes sociales o, en principio, no conoce tu marca, no se va a sentir atraído ni llamado a ver tu vídeo corporativo. A la gente no le gusta que hables de tu ombligo, lo que quieren es saber si les puedes ayudar en algo que necesitan o como mucho que les aportes un momento extraordinario de entretenimiento (contando una bonita historia envuelta en una bonita estética).

Por tanto y dentro de tu estrategia de marketing general identifica qué es lo que quieres o necesitas ya que quizá, en vez de un corporativo, necesites otro tipo de contenido.

¿Cómo hacer un corporativo?

Evidentemente no te puedo enseñar cómo hacer un vídeo (cosa que por otro lado es toda una profesión) en unos párrafos de este post, sería algo suicida. Pero sí te puedo dar unas claves, unas ideas para que bien tú o tu equipo, o el equipo que contrates, sepáis a qué ateneros.

  1. Duración menor de dos minutos, 90 segundos está bien.
  2. Intenta envolver los datos y presentación que vayas a hacer dentro de una historia, algo que todos puedan entender, algo sencillo y basado en emociones (dentro de lo posible).
  3. Habla de cómo puedes ayudar a la gente, qué aporta la empresa a sus clientes.
  4. Intenta obtener un bonito acabado estético, si puede ser algo novedoso o sorprendente mejor, pero eso, creeme, es complicado, la creatividad y originalidad no es algo que abunda por ahí.
  5. Alinea el acabado estético con el resto de productos, web, redes, folletos, etc de la compañía.
  6. Invierte más en creatividad que en técnica.
  7. Explora diferentes opciones como voz en off, músicas, animaciones 2D-3D, cambios de ritmo, grafismo, etc.

 

Ejemplo de un vídeo corporativo de Gardena, super largo para mi gusto y demasiado centrado en lo buenos que son en vez de en el cliente:

 

Otro ejemplo, en este caso de Mercedes Benz en el que se monta todo el corporativo en base a una historia personal de un taxista y su coche mercedes:

 

Y otro más de Google, donde no hay tanta inversión técnica:

Presupuestos

Como siempre, la parte más complicada. Más que decir ¿cuánto cuesta? sería mejor preguntar ¿cuánto tienes?.

Acabamos de ver dos corporativos muy diferentes, uno de Mercedes, donde hay que desplazarse a otro país, buscar coches, actores, un equipo de arte (os habéis fijado en que todo está en amarillos y cian desaturados… bien, eso no es casual, hay que pintarlo antes o después de grabar). Ese trabajo puede estar en varias decenas de miles de euros, sin contar el trabajo de concepto y guionización.

Por el contrario el de Google se puede grabar en casa, con webcams y un montón de capturas de pantalla. En este vídeo es más cara la conceptualización y el guión que la producción técnica, que no creo llegue a los 3000 euros incluyendo actores.

Por tanto y como ves, todo depende de la idea, de lo que quieras hacer y de si tu presupuesto llega ahí o no. Para que te puedas hacer una idea, utiliza estos números, donde no está incluído la guionización y concepto, sólo los costes de producción del vídeo:

a) Producción mísera, recortando por todos lados: 500 euros el minuto

b) Producción low budget pero donde podemos jugar con cierta creatividad y tiempo para hacer una edición interesante añadiendo colores básicos, música y voces: 1000 euros el minuto.

c) Producción modesta donde podemos contratar actores, buenas cámaras, algo de arte y vestuarios, algún viaje y hacer una música y color a medida: 2500 euros el minuto

d) Buena producción donde contratamos lo que se necesite para desarrollar una idea no muy ambiciosa: 5000 euros el minuto

e) Producción quiero esto así y así y no importa lo que cueste:  sin límites (una película de Hollywood como Transformers o Alien Covenant está por unos 2 a 3 millones el minuto.

En resumen

El vídeo corporativo puede ser un buen medio para dar a conocer tu empresa o reforzar la confianza de nuevos clientes, pero ten cuidado, muchas veces lo que necesitas no es un corporativo sino un branded content u otros productos que se incluyen en el marketing de contenidos.

Para que un vídeo sea realmente bueno y llame la atención contrata a un profesional reconocido. Cuesta dinero, claro que sí, pero su efectividad está más que demostrada y puede traerte muchos clientes.

Si no eres profesional evita hacer tu mismo los trabajos, puede ser contraproducente. Si el cliente detecta un producción cutre lo va a asociar con la empresa y tus productos y eso sí que es negativo.

Por último estamos a tu disposición, si quieres preguntarnos algo o asesoramiento para tu video de empresa contacta conmigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *